Salvaje

Atolondrado. Así me quedo al ver aparecer de golpe tu cuerpo afilado entre las sombras de la habitación como si fueras una espada samurai, como si cortaras en dos el aire haciéndolo añicos, rebanaras la razón a mis cuarenta y pico. Y es que asomas infalible, desfigurando todo lo que se encuentra a mi paso… Leer más Salvaje

Lienzo

Aunque reconozco con claridad el color de tu rostro, me gusta abandonarme al vaivén de las tonalidades de tu expresión arcoíris cuando me miras. De hecho, perfilo el carácter de tu pintura con pinceladas rojas en la superficie, y con hilos de piel clara tu bella cara. Aunque pinto sumergiéndome en el bosquejo de azules y… Leer más Lienzo